El caramelo para que te saques los ojos

 

Curiosa forma de revolucionar el gallinero en las empresas. Día de subidas de sueldo y de categoría. Azucarillo al caballo, caramelo al niño.

La subida: rozando y eso con suerte el IPC de forma que se diluye en la nómina como si nunca hubiera llegado. O quizá, si tienes mala suerte, la engulla el IRPF, en cuyo caso más valía no haberla tenido.

El ascenso: te lleva al próximo escalón en la interminable cuesta del escalafón. Siglas rimbombantes que una vez analizadas no esconden más que labores de auxiliar administrativo, vendedor con o sin caché o machaca raso.

Entonces, me pregunto ¿por qué la gente se altera por ser X en lugar de Y? ¿Acaso el salto o no salto modifica sustancialmente las condiciones de vida de uno? Al margen del dinero (en concreto evitar la pérdida de poder adquisitivo y si es posible, mejorar), poco más resulta interesante. El sistema no es más que un laberinto que pretende dejar a la mitad en el camino, ya sea por pura inutilidad o más probablemente, por simple aburrimiento. A mi no me líe y llámeme X o incluso W, pero no me toque las narices, y sí la nómina.

Y entre tanto revuelo acerca de la nada, nadie se dió cuenta de aquel que se escabulló por la puerta de atrás tras haber soltado la semilla del odio, pues ésta ya les había hecho efecto y estaban todos intentando sacarse los ojos por un mísero caramelo.

escalón hacia la nada

  • Meneame
  • BarraPunto
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Netvibes
  • Technorati
  • Wikio
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas [ se el primero en votar ]
Loading ... Loading ...

Haz Trackback: trackback desde tu sitio.
 
 

Envía una contestación