El programa suputoPADRE 2009 y de como sobrevivir a hacer la declaración de la renta

 

No habrá año en que esta entrada pierda vigor. Pues con la primavera y las flores siempre viene Hacienda haciendo de las suyas con el borrador, el programa suputoPADRE (que es como cariñosamente conocemos en mi entorno al desesperante Programa PADRE) y demás mandangas de impuestos.

Con un poco de suerte te devuelven, pero es más que probable que Hacienda haya encontrado una excusa muy buena para no incluir todo lo que debiera en el borrador (que no sabe que te has comprado la casa, como si no te hubieran cobrado un IVA y demás impuestos por documentos varios, que  no sabe si el préstamo es tuyo o del vecino, que no sabe si tienes que pagar una pensión alimenticia, en fin, que saber solo saben lo que les interesa, pero de eso hablaremos otro día).

El caso es que este año no he tenido problemas en solventar mi propia declaración (vamos que no se me autodestruyó el ordenador en el preciso instante en el que el Programa suputoPADRE se descargaba todos los datos, lo que me obligaba a escribírmelo todo agónicamente, como recordaréis), si bien gracias (por decir algo) al hecho de que tengo algún conocimiento adquirido a base de sudor con el programa Suputopadre 2009 y demás parafernalia haciendística, siempre hay alguien que me pide que le ayude con la declaración.

En esas estoy yo, comprobando datos y más datos cuando llega la hora de incorporar la ayuda del plan 2000E. Resulta que, como bien me habían informado en el teléfono de Tevasacagarincautocontribuyente o Lamadrequeparióahacienda (como veis es que me encanta pagar impuestos), existía una casilla concreta en la que consignar la citada “ayuda” (aunque tuve que llamar tres veces para conseguir la convicción sobre la cantidad a incluir, que esa es otra). La casilla “X”.

La primera en la frente fue encontrar el acceso al borrador en la web de Hacienda. Gracias a que ya había hecho el mío y había tenido que mostrar el acceso a más de un colega, no me costó más de 6 o 7 clics. Aunque ahora hay un banner (o quizá siempre lo hubo y yo no lo ví…) Pero seguimos, seguimos…. En estas que me meto a modificar el borrador, y zás! La casilla “X” no existe. Miro scroll parriba y scroll pabajo y nada. Ni rastro de la casilla “X”. Mira que no lo pongo y defraudo al fisco, oiga.

Pero no, una vez superado el arrebato inicial (y también porque la declaración no era mía…), decido llamar de nuevo al consabido telefonito (Tevasacagarincautocontribuyente o Lamadrequeparióahacienda) y procedo a departir con hasta tres personas sobre el mismo asunto. Y nada. Lo único que me saben decir es “Pues la casilla tiene que estar”. Claro y yo soy ciega, tonta o las dos cosas al tiempo. Y yo “pues no está” y ella “pues tiene que estar“. Y yo, oiga de verdad, que los números del 1 al 1000 los domino que da gusto, “pues tendrá que estar pero no está“, “pues tiene que estar, de verdad de la buena“. Asi la friolera de 1 minuto de conversación de besugos hasta que por fin se decide a darme un telefono de asistencia al ciego de la casilla “X”

Empiezo a dudar de que sea esa la casilla adecuada, no te digo más. Y en esas estoy, averiguándomelas para rellenar la casilla inexistente, por una ayuda que tiene trampa, pero tarde o temprano lo conseguiré. Eso sí, este año me niego a descargarme el suputoPADRE 2009. O él o yo. Así de simple.

  • Meneame
  • BarraPunto
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Netvibes
  • Technorati
  • Wikio
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas [ 13 votos | media de 4,85 sobre 5 ]
Loading ... Loading ...

Haz Trackback: trackback desde tu sitio.
 

3 comentarios en “El programa suputoPADRE 2009 y de como sobrevivir a hacer la declaración de la renta”

  1. Bueno, podría ser peor, que en otros tiempos costaba una barbaridad. Ya podían todas las administraciones currarselo tanto como la de hacienda, con poder hacer online el 20% de los trámites en otras administraciones ya me daba con un canto en los dientes.

     
  2. Si tuvieras que hacer la declaración trimestral de iva, lo ibas a flipar pero bien.
    No es la primera vez que cobrán el importe “a pagar” y no se imprime el justificante ni te aparece como resultado el “ok”, de manera que tienes que hacer todo el rollo otra vez, sin saber que ya te han descontado de la cuenta el importe correspondiente… por no hablar de que cada vez que rellenas las casillas, validas y te aparece un error, tienes que volver a rellenar todos los campos de nuevo, vamos un horror.

     
  3. Uy si tuviera que hacer IVA… Me daba un síncope. Si pueden hacerlo mal, lo harán mal, debe ser que es así. Y eso que como dice Santiago es de las adminstraciones mejor preapradas tecnológicamente (me mondo). Desde luego todos sus programitas tendrían que ser más amigables, primero porque se trata de PAGAR no de cobrar y segundo porque el tema es ya de por sí farragoso como para enfangarlo más con sistemas kafquianos.

    En fin, que respecto a mi odisea particular, al final me tuve que descargar el suputoPADRE 2009 por motivos sexuales (es decir por Güevos) puesto que en el modo borrador no se podía incluir el dato que yo quería. Así, previa desactiación de mil mandangas que autodestruyen los datos, importar los datos fiscales y finalmente RELLENAR la casilla de marras.

    Hacienda: ODISEA 2010.

     
 
 

Envía una contestación